Los Patriots pusieron mucha energía para luego poder conservarla

Ubicado justo al sudoeste del centro de Boston, el Gillette Stadium es la sede de uno de los equipos deportivos más venerados del mundo, los New England Patriots. Desde que Robert Kraft compró la franquicia en 1994, ningún equipo de la NFL ha ganado más juegos que los Patriots. Entre 2001 y 2004, los Patriots se convirtieron en el segundo equipo en la historia de la NFL en ganar tres Supertazones en cuatro años.

Sin embargo, para algunos, el trabajo que se hace fuera del campo es lo que ha hecho que la organización de los Patriots sea una de las más respetadas de la liga.

The Kraft Group financió de manera privada los 325 millones de USD que costó la construcción del Gillette Stadium, cuyas puertas se abrieron en 2002. Ese mismo año, The Kraft Group recibió el premio New England Environmental Merit Award de la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos por el diseño del estadio.

Para evitar tener los mismos problemas edilicios y operativos que habían tenido en su antigua sede, The Kraft Group desafió al contratista para que, al diseñar el Gillette Stadium, se centrara en la sustentabilidad a largo plazo, la eficiencia energética y la gestión del ecosistema. Como resultado de esto, The Kraft Group pudo desarrollar una instalación que es sustentable tanto en su construcción como en sus operaciones diarias. Desde el comienzo, los diseñadores se enfocaron en áreas clave que más tarde producirían beneficios ambientales y ahorros de costos.

MINIMIZACIÓN DEL USO DE ENERGÍA

Los temporizadores que se instalaron en el sistema de distribución eléctrico permitieron el apagado automático de todas las luces innecesarias después de hora. Este enfoque en el uso de energía durante la etapa de diseño redujo el consumo y los costos financieros asociados, así como las emisiones de anhídrido carbónico.

USO SUSTENTABLE DE AGUAS RESIDUALES

Una instalación de tratamiento de aguas residuales dentro del predio trata las aguas del drenaje sanitario del estadio, como aguas residuales que se generan del lavado de manos, el lavado de ropa y las duchas. Luego, esta agua se reutiliza en miles de inodoros de todo el estadio, lo que permite ahorrar millones de litros de agua por año.

REUTILIZACIÓN DE PRODUCTOS DE DESECHO DURANTE LA CONSTRUCCIÓN

Durante la construcción del estadio, más de 99,000 metros cúbicos de roca extraída con explosivos se procesaron en tituradoras ubicadas en el lugar y se reutilizaron en la construcción. Como resultado de este proceso, se logró reutilizar más del 90% del producto residual en lugar de arrojarlo al vertedero de la región cuya capacidad es cada vez menor.

“Al modernizar nuestros baños con la ayuda de los secadores de mano XLERATOR®, hemos dado otro gran paso para reducir nuestra huella de carbono”.
JIM NOLAN
Vicepresidente de operaciones de Gillette Stadium

APROVECHAMIENTO DE LA ENERGÍA DEL SOL

En octubre de 2009, Constellation Energy’s Projects & Services Group anunció el inicio de la construcción de un sistema de energía fotovoltáica que generará aproximadamente 525 kilowatts de energía solar limpia renovable en Patriot Place, el complejo con sitios de entretenimiento, restaurantes y tiendas de más de 120,000 metros cuadrados junto al Gillette Stadium, en Foxborough, Mass. El sistema suministrará aproximadamente un 30 por ciento de la energía de Patriot Place y abarcará los techos de siete edificios. La construcción incluye la instalación de unos 2,800 paneles fotovoltáicos cristalinos.

El equipo de administración de las instalaciones del Gillette Stadium continúa buscando nuevas formas de extender sus iniciativas de conservación y reducción de costos.

“Nuestro principal objetivo sigue siendo crear la mejor experiencia para los fanáticos; sin embargo, estamos siempre buscando nuevas áreas en las que podamos realizar mejoras que protejan el medioambiente”, afirmó Jim Nolan, vicepresidente de operaciones del Gillette Stadium. “Al modernizar nuestros baños con la ayuda de los secadores de mano XLERATOR®, hemos dado otro gran paso para reducir nuestra huella de carbono”.

“La instalación de los secadores de manos XLERATOR reduce el costo y el mantenimiento relacionados con el uso de toallas de papel en los baños del estadio”, afirmó Nolan. “Con el tiempo, tenemos pensado instalar más secadores en otras propiedades, a fin de reducir nuestros costos operativos y de respaldar nuestras iniciativas existentes de sostenibilidad”.

A diferencia de los secadores de manos convencionales, cuyo tiempo promedio de secado es de 30 a 45 segundos, XLERATOR seca las manos tres veces más rápido (completamente en 10 segundos) y usa un 80% menos de energía. XLERATOR representa un ahorro de costos del 95% cuando se lo compara con las toallas de papel, reduce la necesidad de mantenimiento y mejora la higiene de los baños. XLERATOR es también el único secador de manos que cuenta con la certificación MADE IN USA Certified, el primer secador de manos en incluirse en la lista GreenSpec® Listed y ayuda a las instalaciones a calificar para créditos LEED.

La instalación es ideal dados los beneficios ambientales ya comprobados de XLERATOR y la reputación del estadio como líder en iniciativas de conservación. Nolan comenta que, además del ahorro de energía, “no tener que recoger restos de toallas de papel, reabastecer los dispensadores o pagar para que retiren esos desechos, el estadio ahorrará miles de dólares en gastos operativos”.

Para simplificar aún más el proceso de renovación, Excel Dryer proporcionó al equipo de operaciones cajas para la pared empotradas que permitían que los secadores se montaran precisamente en el lugar donde estaban antes los dispensadores de toallas.

“Actualmente, la NFL cuenta con secadores de manos XLERATOR instalados en su sede central en Nueva York, en NFL Network Studios en Los Ángeles y promueve el uso de secadores de manos de bajo consumo y alta velocidad en estadios como parte de la ‘Iniciativa ecológica’ de la liga”, afirma David Krichavsky, director de asuntos comunitarios de la National Football League.

“Estamos ansiosos por asociarnos con una de las organizaciones de deportes profesionales más respetadas”, afirma William Gagnon, director de marketing de Excel Dryer, Inc. “The Kraft Group ha creado la franquicia modelo en la NFL; su equipo, sus operaciones, su negocio y sus iniciativas ecológicas constituyen un plan de acción comprobado para el éxito”.

Gracias a los esfuerzos continuos por reducir las emisiones de carbono y ahorrar energía, los Patriots y el Gillette Stadium están bien encaminados hacia la creación de una “dinastía ecológica”.


LOS PATRIOTS OBTUVIERON AHORROS DEL 95 % EN COMPARACIÓN CON LOS COSTOS, EL MANTENIMIENTO Y LOS DESECHOS DE LAS TOALLAS DE PAPEL, AL MISMO TIEMPO QUE REDUJERON UN 70 % SU HUELLA DE CARBONO.


Leer el caso práctico completo

Casos prácticos relacionados

Grand Central Terminal
Grandes instalaciones
Brooklyn Bowl
Hotelería y entretenimiento